Pequeño sensor convierte nuestra uña en un ratón inalámbrico

0
234

Desde tiempos inmemoriales, la humanidad ha buscado la manera de crear sinergias entre los diferentes productos para poder así seguir manteniendo esta evolución continua que significa pertenecer a la raza humana. Pues bien, esta semana, una nueva evolución en el desarrollo de productos para la optimización de nuestro tiempo vital, ha salido a la luz. En concreto, un nuevo dispositivo de muy pequeño tamaño que puede revolucionar nuestro concepto de la movilidad con respecto a nuestros gadgets.

Para que me entendáis, NailIO, así es como se llama este pequeño ratón optico e inalámbrico, es un avance porque podría perfectamente transferir el ratón que usamos habitualmente con nuestros ordenadores así como los movimientos que usamos con nuestros smarpthone o tablet a una uña de nuestras manos. Si, habéis oido bien. A una uña.

Pues eso es exactamente NailO. Un ratón inalámbrico que se puede utilizar para múltiples dispositivos y que aún está en fase de desarrollo.

Creado por investigadores del “MIT Media Lab”, este pequeño gadget que se adapta perfectamente al tamaño de nuestra uña nos permite dibujar, deslizarnos entre pantallas en cualquier dirección e incluso usar un teclado para poder realizar llamadas. Parece probable, y es lo mas lógico, que su desarrollo derivará en poder usar cualquier función de nuestros dispositivos, incluidas aplicaciones de mensajería. Si tenemos en cuenta que ya hace mucho tiempo que existen aplicaciones con las que podemos escribir con deslizar los dedos por encima del teclado, sin tener que ir pulsando letra a letra, la integración con NailO parece uno de los siguientes pasos lógicos.

Pero si nos paramos a pensar, las cantidad de situaciones en las que podremos usar este “trackpad”, será mucho mayor. Cocinando, caminando, o realizando cualquier tarea que requiera estar trabajando continuamente con las manos, son situaciones comunes en las que le podremos sacar mucha utilidad.

Además, NailO es un dispositivo muy poco intrusivo. El hecho de que podamos quitárnoslo y ponérnoslo a voluntad, hace que las personas no tengan tantos reparos como si de un dispositivo que se implanta bajo la piel se tratase, por ejemplo. Esto hace de su comercialización en un corto período de tiempo una situación mas probable.

Según comenta una gradudada del MIT, Cindy Hsin-Liu Kao, la inspiración surgió de las uñas postizas que estaban de moda en Asia. De ahí surgió la idea de incorporar a una uña postiza diversos sensores, una batería y Bluetooth. De hecho, ya han probado el sistema en varias situaciones de la vida cotidiana como cocinando y en el trabajo. Y han creado prototipos imprimiendo con cobre en una superficie capacitiva y esperan poder añadirles diversos adornos en un futuro cercano.

Seguro que mas pronto que tarde tendremos noticias sobre la evolución en el desarrollo de NailIO. Estaremos atentos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here